Servicios

Servicios

13 de septiembre de 2013

Arrendamientos, según las NIIF

Arrendamientos

Aplica para todo tipo de arrendamiento, excepto para:
a) arrendamientos para uso o exploración de recursos minerales y otros recursos no renovables (Ver Actividades especiales),
b) arrendamientos que estén comprendidos en Otros temas relacionados con los instrumentos financieros,
c) acuerdos de licencias para conceptos incluidos en Activos intangibles distintos a la plusvalía,
d) arrendamientos de propiedades de inversión,
e) algunos activos biológicos, y
f) los arrendamientos operativos que son onerosos.

En el arrendamiento, intervienen dos personas: Arrendador y Arrendatario. El arrendador es el dueño del bien arrendado. El arrendatario es quien toma en arrendamiento el bien. Los arrendamientos se clasifican en arrendamientos financieros y en arrendamientos operativos. Un arrendamiento se clasificará como financiero u operativo, según la esencia de la transacción y no de la forma del contrato.

Arrendamiento financiero: Es cuando se transfieren al arrendador todos los riesgos y ventajas del activo.

Arrendamiento operativo: Es cuando no se transfieren al arrendador todos los riesgos y ventajas del activo.

Los hechos que hacen que un arrendamiento sea financiero son:
a)    la propiedad del bien se transfiere al terminar el contrato de arrendamiento,
b)    el arrendatario tiene la opción de comprar el bien al finalizar el contrato, a un precio menor al valor razonable,
c)    el contrato de arrendamiento abarca la principal vida económica del bien,
d)    el valor presente de los cánones de arrendamiento es aproximadamente igual al valor razonable del activo,
e)    el activo arrendado es de naturaleza especializada.

Aspectos contables para los arrendatarios en el arrendamiento financiero: El valor que se paga por arrendamiento, durante el plazo pactado, se registra en el activo y en el pasivo. Se contabilizará por el menor monto entre el valor presente de los pagos mínimos de arrendamiento y el valor razonable del activo. El valor presente debe calcularse utilizando la tasa de interés implícita en el arrendamiento. Si no se puede determinar, se usará la tasa de interés incremental de los préstamos del arrendatario. Los costos directos iniciales del arrendamiento aumentan el valor de las cuotas por pagar. El activo se depreciará durante el menor tiempo entre el término del arrendamiento y la vida útil del bien, según la política de depreciación que se tenga. Los pagos periódicos se distribuyen entre abono al pasivo y el gasto por intereses.

Aspectos contables para los arrendadores en el arrendamiento financiero: Se traslada el valor del bien arrendado a una cuenta por cobrar. Los costos directos iniciales del arrendamiento aumentan esta cuenta por cobrar. Los intereses que va a devengar el arrendador deben garantizarle una adecuada tasa de retorno periódica constante en la inversión neta efectuada. Los pagos periódicos se distribuyen entre abono a la cuenta por cobrar y el ingreso por intereses, utilizando el método del interés efectivo (ver Instrumentos Financieros Básicos de la NIIF para Pymes).
Aspectos contables para los arrendatarios en el arrendamiento operativo: Los pagos por arrendamiento se registran en gastos sobre la base de línea recta. Puede suceder que los pagos se incrementen con el valor de inflación, según se haya pactado, por lo tanto, aumentan los gastos.

Aspectos contables para los arrendadores en el arrendamiento operativo: Los pagos recibidos por arrendamiento se registran en ingresos sobre la base de línea recta. Puede ocurrir que los pagos se incrementen con el valor de inflación, según se haya pactado; por lo tanto, aumentan los gastos.


Los activos arrendados se deprecian, según la política de depreciación para activos similares que tenga el arrendador.